Viviendas pasivas o Passivhaus: hacia una construcción eficiente

Posted on

En el contexto actual de alto coste medioambiental, la forma de construir adquiere una nueva dimensión y hacerlo de forma sostenible, así como reducir el consumo energético es una prioridad; aquí es donde entran en juego las viviendas de alta eficiencia energética bajo el estándar Passivhaus.

En los últimos años cada vez escuchamos más hablar sobre casas pasivas y sus beneficios, a continuación analizaremos las características de este tipo de construcciones y veremos porqué se califican como más sostenibles, eficientes y beneficiosas para la salud.

Reducción de la demanda de energía y confort 

En una casa pasiva está demostrado que la demanda energética en calefacción y refrigeración se puede reducir en un 75%, por lo que el aporte de energía que necesitan es mínimo, en comparación a una construcción tradicional. 

Esto es posible gracias a la forma en que están diseñadas y construidas este tipo de viviendas. Hay que tener en cuenta cuestiones como el aislamiento, la hermeticidad, la ventilación, la orientación al sol, así como la zona climática. Además contar con un sistema de aerotermia o con el apoyo de radiadores eléctricos con el que se cubran las necesidades de climatización de la casa es fundamental.

Gracias a esta combinación de factores, la temperatura se mantiene estable en el interior entre 22 y 26 grados y la calefacción apenas es necesaria en los días más fríos.

Viviendas saludables y sostenibles 

La ventilación mecánica con recuperación de calor es un gran aliado en este tipo de viviendas y sirve para garantizar que en un ambiente aislado y hermético se produzca la renovación continua de aire.

Las casas pasivas se caracterizan por tener una alta calidad del aire interior porque este tipo de sistemas se encargan de suministrar aire limpio de forma constante, así como de extraer los olores y contaminantes hacia el exterior.

Una vivienda de este tipo, es sostenible para el medio ambiente porque no genera prácticamente emisiones contaminantes. Además, para su construcción suelen utilizarse materiales naturales como la madera y se tiene en cuenta que el resto de materiales también sean respetuosos con el medio ambiente.

Este tipo de casas tratan de no dañar o impactar de forma negativa el lugar donde se construyen, intengrándose lo máximo posible con la naturaleza o hábitat donde se encuentra.

En definitiva, las viviendas pasivas son más saludables, confortables y con un menor coste medioambiental y energético, lo que hace suponer que este es el presente y el futuro de la construcción. Es por ello que en Miramar Home, hemos apostado por este tipo de construcción sostenible y junto con nuestro colaborador Kubox, estamos desarrollando un nuevo proyecto de una villa 100% eficiente en Finestrat.

Nuevo proyecto de vivienda 100% eficiente en Finestrat

Nuestra nueva villa situada en el entorno natural de Sierra Cortina, en Finestrat, muy cerca de Benidorm es 100% eficiente y aprovecha al máximo los recursos climáticos y energéticos del medio donde está situada. Además, reduce al máximo su demanda energética y sus emisiones de dióxido de carbono, priorizando las fuentes de energía renovables.

La vivienda disfrutará de una temperatura estable en su interior de 23º y todos sus sistemas tecnológicos están preparados para aprovechar la luz natural y el agua de forma consciente y responsable. El material utilizado en la estructura es la madera que con los muros de 18 cm con celulosa de madera también en su interior, consigue un mejor aislamiento.

Además, dispondrá de marquesinas inteligentes con seguimiento solar para asegurar la sombra en verano y la entrada de sol en invierno. Así conseguimos refrescar la casa en verano y calentarla en invierno. 

La construcción también contará con cargador para coche eléctrico y la piscina desbordante se tratará con ozono o sal. El plazo de ejecución de esta construcción es de 3 meses. Para más información puedes contactar con nosotros aquí.